Conclusión de un proyecto: Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto

Introducción Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto

Las conclusiones son una parte muy importante de cualquier trabajo escrito, ya que resumen los principales hallazgos y aportaciones del mismo. En este artículo veremos en profundidad cómo redactar unas buenas conclusiones para cualquier tipo de trabajo académico o profesional.

¿Qué son las conclusiones de un trabajo?

Las conclusiones son el apartado final de un trabajo en el que se resumen de forma concisa los principales resultados y hallazgos, se analiza su relevancia y trascendencia, y se esbozan futuras líneas de investigación.

Algunas características importantes de las conclusiones son:

  • Sintetizan los resultados más relevantes del trabajo.
  • Interpretan y valoran dichos resultados.
  • Destacan las aportaciones y hallazgos más significativos.
  • Apuntan posibles aplicaciones o mejoras.
  • Sugieren futuras líneas de investigación sobre el tema.
Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto -Consejos para redactar unas buenas conclusiones -- Un proyecto con trabajo que muestra una mano dibujando conclusiones en un bloque de notas.
Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto -Consejos para redactar unas buenas conclusiones

Como hacer una conclusión y Consejos para redactar la conclusión de un proyecto o trabajo

A continuación presentamos los principales consejos para escribir unas conclusiones de calidad:

1. Tómate tu tiempo

Uno de los errores más frecuentes es redactar las conclusiones de forma precipitada, cuando la fecha de entrega del trabajo está encima.

Lo ideal es:

  • Tomarse un descanso cuando se termina el cuerpo del trabajo.
  • Releerlo al día siguiente con cuidado.
  • Dedicar ese día entero a escribir las conclusiones.

Esto permite sintetizar y valorar adecuadamente los resultados sin prisas.

2. Sé objetivo

El tono de las conclusiones debe ser objetivo y basado directamente en el trabajo realizado. No es lugar para opiniones personales. Se pueden y deben hacer referencias a apartados y resultados previos del trabajo.

3. No incluyas información nueva

Todo lo que se mencione en las conclusiones debe estar ya explicado en el cuerpo del trabajo. No se deben presentar nuevos datos o hallazgos.

4. Sé conciso

Las conclusiones deben ser breves y recoger lo esencial. Extenderse en exceso resta impacto a los puntos clave que queremos destacar.

5. Revisa la redacción

Al igual que en el resto del trabajo, cuida la ortografía y la gramática. Si es necesario, pide a alguien que revise el texto antes de entregarlo. Unas faltas pueden restar credibilidad.

Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto -- Cómo empezar las conclusiones Una persona dibujando en un cuaderno con la palabra conclusiones escrita en él.
Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto — Cómo empezar las conclusiones

Cómo empezar unas conclusiones

Lo más difícil suele ser arrancar, así que veamos algunas expresiones útiles para comenzar las conclusiones:

  • En conclusión…
  • Concluyendo…
  • Como conclusión final…
  • A modo de síntesis final…

También puedes empezar haciendo una breve referencia a los objetivos planteados inicialmente en el trabajo.

Qué incluir en las conclusiones de un trabajo

Los principales elementos que no deben faltar en unas buenas conclusiones son:

Resumen de los hallazgos principales

Haz un breve resumen enumerando los 3-5 resultados o hallazgos más importantes del trabajo. Destaca aquellos que supongan una aportación relevante en tu campo.

Interpretación y valoración

Explica brevemente el significado e importancia de esos hallazgos en el contexto de tu área de conocimiento. ¿Qué implicaciones tienen? ¿Qué consecuencias se derivan? Valora también las posibles aplicaciones o mejoras que se puedan plantear.

Futuras líneas de investigación

Finalmente, esboza posibles vías de continuación de la investigación en base a lo realizado. ¿Qué nuevas preguntas o aspectos quedan por explorar sobre el tema? Deja patente que tu trabajo sienta las bases para futuros avances.

Ejemplo de conclusiones de un trabajo académico

Veamos un ejemplo de cómo podrían ser las conclusiones de un trabajo fin de máster (TFM) en el campo de la biología molecular:

En conclusión, en este TFM se ha logrado purificar y caracterizar una nueva enzima (ENZ7) implicada en la degradación de hidrocarburos aromáticos en la bacteria Pseudomonas aeruginosa.

Los principales hallazgos y aportaciones del trabajo han sido:

  1. Purificación de ENZ7 y determinación de su secuencia de aminoácidos. Esto permitirá en el futuro clonar el gen de esta enzima y estudiar con más detalle su mecanismo de acción.
  2. Demostración de que ENZ7 es una enzima clave en la ruta de degradación del naftaleno. Esto tiene implicaciones importantes para entender dicha ruta metabólica, muy relevante en biorremediación.
  3. Descubrimiento de que mutantes de P. aeruginosa defectuosos en ENZ7 pierden la capacidad de utilizar naftaleno como fuente de carbono. Esto confirma el papel central de ENZ7 en la degradación de este hidrocarburo.

Quedan aún por explorar varios aspectos sobre el funcionamiento y regulación de ENZ7 mediante técnicas de biología molecular. Asimismo, sería interesante extender el estudio a otras bacterias degradadoras de hidrocarburos que posean enzimas homólogas. En definitiva, este trabajo abre nuevas vías en un campo de investigación de gran relevancia medioambiental.

Como ves, se resumen los hallazgos, se interpreta su importancia, y se apuntan futuros trabaljos en base a lo realizado. Siguiendo esta estructura podrás redactar unas conclusiones efectivas.

Diferencias entre las conclusiones de un TFG y un TFM

Aunque la estructura básica de las conclusiones es similar en un Trabajo Fin de Grado (TFG) y un Trabajo Fin de Máster (TFM), existen algunas diferencias:

  • El TFM suele implicar una mayor labor de investigación original que el TFG, que con frecuencia es más una revisión bibliográfica.
  • Por tanto, cabe esperar que las conclusiones de un TFM hagan una aportación más significativa al estado actual del conocimiento en el tema.
  • En el TFM es habitual señalar las limitaciones del estudio realizado, aspecto que no suele ser necesario en el caso de un TFG.
  • Las conclusiones de un TFM deben estar más enfocadas a sentar bases para nuevas investigaciones sobreaspectos no resueltos.
  • La extensión del apartado de conclusiones suele ser mayor en el TFM, donde se espera una discusión más profunda de los hallazgos.

Diferencia entre discusión y conclusión

A veces se tiende a confundir la discusión y la conclusión de un trabajo, pero son apartados diferentes:

  • La discusión consiste en el análisis e interpretación exhaustiva de los resultados obtenidos.
  • La conclusión sintetiza los hallazgos más relevantes y sus implicaciones, sin entrar en detalles.

La discusión utiliza habitualmente texto seguido, mientras que las conclusiones consisten a menudo en frases breves separadas en forma de lista.

En resumen, la discusión analiza y la conclusión resume.

Cómo responder preguntas en las conclusiones

Muchas veces los tutores o el tribunal que evaluará el trabajo pueden hacer preguntas o plantear cuestiones que quedaron sin resolver apropiadamente en el cuerpo del mismo.

Las conclusiones son un buen lugar para retomar esos aspectos y ofrecer respuestas claras y concisas. Veamos cómo hacerlo de forma adecuada:

1. Identifica las preguntas clave

Revisa los comentarios y preguntas que te hayan hecho durante la realización del trabajo. Haz una lista de aquellas cuestiones más relevantes que requieran algún tipo de respuesta o discusión adicional por tu parte.

2. Responde de forma directa

Formula respuestas directas a esas preguntas en las conclusiones, de forma concisa.

Ejemplo:

Pregunta: “No ha quedado suficientemente claro en el trabajo por qué se eligió el compuesto A frente al compuesto B para los experimentos”.

Posible respuesta en la conclusión: “Se optó por el compuesto A frente al B tras comprobar en experimentos preliminares que el primero presentaba una mayor estabilidad en las condiciones ensayadas”.

3. Remite al trabajo cuando sea posible

En otros casos, es posible que la pregunta esté en realidad ya respondida en algún punto del trabajo, aunque no de forma muy evidente. En esos casos remite a dónde está la información:

“Como se indicó en el Apartado 3.2, página 65, la elección del método Z…”

4. Reconoce limitaciones

Si por el contrario la pregunta pone de relieve aspectos no abordados en el trabajo, reconócelo brevemente en las conclusiones e indica que queda como cuestión a explorar en el futuro:

“La comparación de los efectos del compuesto A frente al B en tejidos humanos queda como cuestión pendiente que no ha podido ser abordada aquí”.

Siguiendo estas recomendaciones podrás manejar adecuadamente las preguntas y resolver las posibles dudas aún existentes sobre tu investigación.

Cómo determinar palabras clave para las conclusiones

A la hora de redactar las conclusiones de un trabajo académico, resulta muy útil destacar palabras clave que sinteticen los conceptos más relevantes. Esto permite enfatizar los puntos centrales que se quieren transmitir.

Pasos para determinar las palabras clave en las conclusiones

  1. Revisa en profundidad las conclusiones provisionales que has redactado, y subraya los términos más significativos.
  2. Identifica entre 6-8 palabras clave que representen los conceptos centrales que manejas en las conclusiones.
  3. Elige tanto palabras genéricas del campo de estudio, como los términos más específicos relacionados con tu investigación concreta.
  4. Asegúrate que las palabras seleccionadas como keywords aparecen en los principales hallazgos y aportaciones que destacas al sintetizar los resultados.
  5. En la redacción definitiva de las conclusiones resalta estas palabras clave en negrita para enfatizar su relevancia.

Ejemplo

Palabras clave en negrita:

En conclusión, los resultados obtenidos en este estudio confirman la efectividad del tratamiento con el fármaco Zetamax para la reducción de los niveles de colesterol en sangre. Específicamente, se ha demostrado que dosis diarias de 50 mg de Zetamax durante un periodo prolongado de 6 meses originan descensos significativos de los niveles de LDL y triglicéridos, los principales marcadores de riesgo de enfermedades cardiovasculares asociadas al exceso de colesterol. Queda para futuras investigaciones determinar la dosis óptima del fármaco y su perfil de efectos secundarios a largo plazo.

Video referencia

Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto — Fuente Youtube

Conclusión Cómo hacer las conclusiones de un trabajo o proyecto

Hemos visto que las conclusiones juegan un papel crucial en cualquier trabajo investigador, pues sintetizan los principales logros y señalan su relevancia en el campo de estudio.

Siguiendo los consejos sobre cómo redactarlas y estructurarlas podrás elaborar unas conclusiones efectivas, que convenzan a tus lectores sobre la solidez y el valor de tu investigación.

En resumen, una buena conclusión debe:

  • Sintetizar concisamente los 3-5 hallazgos más relevantes.
  • Interpretar y valorar el significado e importancia de esos resultados en tu área de conocimiento.
  • Destacar las principales aportaciones originales realizadas.
  • Esbozar futuras líneas de investigación para avanzar sobre lo realizado.

Adicionalmente, aprovecha las conclusiones para responder a preguntas o cuestiones aún no resueltas, utilizando palabras clave que enfatizen los conceptos centrales manejados.

Siga estas recomendaciones y logrará unas conclusiones persuasivas, que transmitan con claridad la relevancia y rigor de su trabajo académico. Con ello no solo obtendrá una mejor calificación, sino que sentará las bases para futuras colaboraciones fructíferas con profesores y compañeros de su campo.

Como siempre puedes encontrar más articulos interesantes sobre este y otros contenidos en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio